Qué es el almacenamiento de objetos y cuándo utilizarlo

Qué es el almacenamiento de objetos y cuándo utilizarlo

Qué es el almacenamiento de objetos y cuándo utilizarlo

El crecimiento exponencial de datos estructurados y no estructurados obliga a las empresas a revisar y actualizar sus recursos de storage para poder extraer de ellos, indistintamente, valor para sus negocios. ¿Sabes qué es el almacenamiento de objetos y cuándo utilizarlo? A continuación, te explicamos sus principales características.

Tradicionalmente, la mayoría de las tecnologías y sistemas de almacenamiento se han centrado en los datos estructurados, aquellos cuyo ciclo de vida se circunscribía a las aplicaciones de negocio empresariales internas como programa ERP, software CRM, solución BPM… Pero el uso cada vez más frecuente de aplicaciones multimedia, medios de comunicación digitales (RRSS, chats, emails…) y sensores (IoT) genera miles de datos no estructurados que también hay que procesar y analizar en busca de nuevas oportunidades de negocio.

En el momento que esos datos no estructurados forman parte de la información que gestiona una organización hay que aplicar sobre ellos las mismas políticas de retención, compliance y legales que sobre los estructurados. Y esas operativas son complejas de hacer con las convencionales tipologías de almacenamiento de ficheros y en bloques.

Diferencias entre almacenamiento de ficheros, en bloques y de objetos

En las plataformas de almacenamiento de archivos, los datos se guardan en carpetas entrelazadas, de manera que se necesita conocer una ruta de acceso para acceder a ellos. Por su parte, la tecnología de almacenamiento en bloques se llama así porque rompe los archivos en bloques de datos y los guarda como partes separadas en una dirección única.

En los equipos de almacenamiento de objetos, se mantienen juntos los bloques de datos que forman el archivo y se almacenan también los metadatos vinculados a ese archivo. Es decir, se almacenan objetos que son los datos más los metadatos asociados. Los metadatos se refieren a información adicional sobre los datos, proporcionan pistas sobre su uso. Por ejemplo, si lo que se almacena es un vídeo, los metadatos aportarían información sobre cuándo se realizó, con qué tipo de cámara, qué formato, etc.

Dentro de las soluciones para actualizar la infraestructura TI empresarial, el despliegue de recursos de almacenamiento de objetos es muy atractivo para gestionar entornos de Big Data con datos no estructurados. Y es que almacenar a la vez datos y metadatos facilita mucho la aplicación de estrategias de analítica, Business Intelligence e Inteligencia Artificial.

Archivado de datos & Backup y Disaster Recovery con recuperaciones rápidas

El almacenamiento simultáneo de datos y metadatos que proporciona los equipos de storage de objetos, les convierte en una opción muy interesante, también, para el archivado de datos y la realización de planes de contingencia de Backups y Disaster Recovery con recuperaciones simplificadas, siguiendo la regla 3, 2, 1.

El ‘pero’ de este tipo de almacenamiento es que resulta más lento que las otras tipologías comentadas anteriormente, lo que limita sus prestaciones en entornos productivos exigentes que demandas accesos rápidos a los datos. Otro punto que juega en contra suyo es que, por lo general, necesita una API para comunicarse con las aplicaciones.

Salvando estas apreciaciones, el almacenamiento de objetos es apto para prácticamente todos los escenarios de storage que necesitan las organizaciones actualmente abarcando tanto datos estructurados como no estructurados, y muy recomendable como solución de almacenamiento para proyectos de Big Data, DataLake e IoT.

Proveedores de almacenamiento de objetos en la Nube y en local

Una de las principales ventajas del almacenamiento de objetos es su alta escalabilidad. Según se vaya necesitando más capacidad, se pueden ir añadiendo nuevos recursos a la infraestructura de storage. No es necesario invertir por adelantado.

Los beneficios del storage de objetos están accesibles tanto en cabinas físicas como en servicios en la Nube. Fabricantes como Hitachi, NetApp, Red Hat o Dell EMC… son algunos de los que cuentan con este tipo de tecnología. Pero si este almacenamiento se está popularizando bastante últimamente es porque es una de las principales apuestas de los proveedores de servicios de almacenamiento cloud.

Es el caso de Amazon Web Services que ofrece AWS S3 (Amazon Storage Service) y Amazon Glacier. Sus competidores también ofertan opciones como MS Azure Blob Storage, IBM Cloud… además de otras propuestas compatibles S3.

Un partner para seleccionar la mejor solución de almacenamiento de objetos

La implantación de sistemas de almacenamiento de objetos en local o cloud requiere un análisis previo de las necesidades de cada empresa y costes asociados. Los profesionales de Orbit se encargan de aconsejar en la elección de las mejores opciones de almacenamiento de objetos, la configuración y conexión con las aplicaciones corporativas, la migración a cloud storage si es el caso, la gestión de entornos híbridos de almacenamiento, físicos y en la Nube, y la puesta en producción de los equipos o servicios.

Orbit Consulting Group es una empresa que diseña e implanta soluciones de Negocio y Gestión ágiles, sencillas y asequibles para Pymes en Madrid, con capacidad para realizar proyectos a nivel nacional e internacional.

Nueva llamada a la acción