Migración segura a una nube híbrida con cloud privado y público

Migración segura a una nube híbrida

Migración segura a una nube híbrida con cloud privado y público

Poco a poco la transformación digital se ha ido convirtiendo en una prioridad empresarial, pero es un proceso complejo lleno de dudas para la mayoría de los responsables de TI y de negocio. La migración segura a una nube híbrida con cloud privado y público en la que se integren también recursos on-premises es el camino más recomendado. Apunta algunas claves para recorrerlo de forma ágil y rentable.

El último informe Enterprise Cloud Index de Nutanix analiza cómo están afrontando organizaciones de todo el mundo la transición al cloud computing, ya sea mediante la adopción de la nube privada, pública o híbrida. En términos generales, se observa la tendencia cada vez más mayoritaria de migrar a modelos de cloud híbrido.

En el caso de España, es interesante ver cómo la confianza en los centros de datos tradicionales en local es superior a la media al opinar sobre el despliegue de la arquitectura TI. Si bien, las ventajas de la nube híbrida combinando recursos tanto propios como en la nube la sitúan como la opción de renovación más contemplada en las organizaciones españolas.

Implantar una nube privada como primer paso

Pasar de golpe a localizar procesos de negocio en empresas proveedoras de servicios de cloud pública resulta demasiado arriesgado para muchas empresas. Es cierto que la flexibilidad del entorno cloud para decidir el uso de mayores o menores recursos según las necesidades que vayan surgiendo y su facilidad para implantar una estrategia de movilidad TI lo hacen muy tentador, pero todavía hay un cierto resquemor cuando se habla de seguridad.

Por eso es muy común optar por desplegar una nube privada como primera experiencia cloud. Es decir construir una infraestructura de data center virtualizado (SDDC, Software-Defined Data Center) con capacidades de autoservicio y automatización a la hora de entregar los recursos TI. En él se unifica la gestión de distintos activos TI a modo de red privada en la que se controlan los accesos y los usos.

Desplegar una nube privada con hiperconvergencia

Como diseñar una nube privada con los recursos existentes en las organizaciones es complejo, pues los sistemas tienen que estar actualizados, ser compatibles entre sí y asegurar un buen rendimiento, existen diversos paquetes de tecnologías probadas y validadas por fabricantes (bundles) que permiten la implantación de infraestructuras convergentes TI de forma rápida a precios competitivos.

Otro consejo para implementar una cloud privada IT, y en cuestión de minutos, es adquirir un dispositivo de hiperconvergencia. Es un único producto listo para usar, que proporciona todos los recursos necesarios de cómputo, almacenamiento, red, virtualización y protección de datos, tanto de hardware como de software. Son bloques modulares que pueden ir añadiéndose según se necesite más capacidad.

Claves para seleccionar proveedores de servicios cloud seguros

En el mercado existen múltiples propuestas que permiten utilizar servicios cloud públicos para responder tanto a las necesidades de hardware (IaaS) como de software (SaaS) de las empresas… y ese es el problema… que la oferta cada vez es mayor y, por tanto, cada vez más complejo elegir el proveedor que se ajusta mejor a las necesidades de cada negocio.

Apoyarse en el conocimiento de una empresa especializada en la implantación e integración de TI simplifica este proceso y garantiza una inversión eficaz. Como integrador TI con una amplia experiencia en el despliegue de infraestructuras híbridas con nube privada y pública, os apuntamos algunas cuestiones críticas que hay que tener en cuenta al trabajar proveedores de servicios cloud externos:

  • Uso de la encriptación y la autenticación multifactor: Son tecnologías imprescindibles para evitar la fuga de datos.
  • Gestión IAM continua: Cambio periódico de claves, uso de passwords robustos y limpieza de cuentas que no se usen para prevenir robos de identidades.
  • Cuidado con las APIs: Implementar sistemas de seguridad que revisen y comprueben códigos, flujo de datos e incluso diseños/arquitecturas de cualquier interacción. Es la primera línea defensiva de ciberseguridad cuando la empresa tiene conexiones cloud.
  • Backup, recuperación y Disaster Recovery: También hay que proteger el entorno en la nube pública para frenar cualquier pérdida de dato que ponga en peligro el negocio e incumpla la normativa vigente. Es fundamental conocer las responsabilidades del proveedor y del cliente en este punto. Por otra parte, la Nube puede ser el destino también para dirigir las necesidades de BK&DR de las organizaciones con soluciones BaaS y DRaaS.
  • SLAs como escudo protector: Determinar claramente tiempos de reactivación y consecuencias ante un fallo del software o la infraestructura contratados en el cloud público.

 

Orbit Consulting Group es una empresa especializada en diseñar e implantar soluciones de arquitectura TI para pymes y empresas de Madrid, y el resto de España.

 

ebook 5 decisiones críticas para digitalizar tu empresa BLOG