Etapas para una Transformación Digital segura y rentable

transformacion digital

Etapas para una Transformación Digital segura y rentable

Es inevitable que el término Transformación Digital aparezca en cualquier conversación relacionada con tecnología y negocio. Muchas empresas sienten cierta ansiedad, son conscientes de que tienen que mover ficha pero no saben cómo; otras ya han dado los primeros pasos, pero lo implementado no da los resultados esperados. A continuación, marcamos las etapas del camino hacia una Transformación Digital segura y rentable, basándonos en nuestra experiencia ayudando a numerosas organizaciones a abordarla.

La digitalización de las empresas permite implementar una arquitectura TI óptima que abre puertas a nuevas oportunidades de negocio y, a la vez, a una racionalización de los procesos que se traducen en ahorros de costes. Pero una Transformación Digital mal ejecutada puede ser fatal para el futuro de la organización.

Desplegar infraestructuras TI actualizadas tiene un impacto directo en los presupuestos y los procesos de negocio, lo que exige una cuidada preparación. Por mucho que se basen en tecnología innovadora, si no encajan en las particularidades de cada empresa, no proporcionarán los ansiados beneficios.

Primero tener claro el objetivo: Construir Cloud híbrido con nubes flexibles y seguras

IDC alerta en un informe de los peligros de abordar la Transformación Digital de una manera aislada sin plantear una estrategia global que considere múltiples aspectos tecnológicos y de negocio. Así, prevé que para 2018 el 70% de esas iniciativas fallen por falta de colaboración, integración, abastecimiento tecnológico o una gestión del proyecto eficaz.

El punto de partida para evitar que este proceso fracase es entender que la mejor ruta a seguir hoy en día es construir un entorno híbrido TI que combine soluciones en la Nube con recursos físicos. Es una consideración, prácticamente, consensuada por todo el sector de las TICs.

Sus ventajas están claras. Ya no es necesario adquirir toda la tecnología que requiere un negocio para responder a sus necesidades actuales y futuras. Las empresas pueden elegir qué sistemas, por su criticidad, quieren mantener on-premises físicos y cuáles ‘alquilar’ en las múltiples ofertas IaaS, PaaS, SaaS, etc., que existen. Es más, aplicando tecnología de virtualización a sus recursos son capaces de implementar soluciones de cloud computing privadas, es decir propias, con las que potenciar iniciativas irrenunciables hoy en día, como la movilidad empresarial y las plataformas cloud colaborativas, teniendo un control absoluto sobre ellas.

Plan de ejecución: 3 pasos imprescindibles para asegurar una Transformación Digital eficaz

La celeridad con la que se suceden las innovaciones y cambios en las TIs hace prácticamente imposible que sean las propias organizaciones las que se encarguen de su renovación tecnológica. La enorme competencia que existe en el mercado tampoco aconseja que centren sus esfuerzos en cuestiones técnicas, sino en cómo optimizar su negocio. La Transformación Digital trae consigo un cambio en la cultura empresarial abocada a ver las TIs como un driver de negocio que hay que dejar en manos de especialistas en administración de sistemas y servicios gestionados de CPD.

La colaboración entre los responsables de negocio y los profesionales en servicios gestionados para empresas es vital para afrontar las tres fases que deben abordarse si se quiere lograr una Transformación digital con éxito.

1- Análisis y Diseño

Antes que nada, hay que valorar por dónde empezar. La Transformación Digital de una empresa no puede acometerse de golpe sobre todos los recursos TI. Es clave analizar qué cargas de trabajo son las más prioritarias, por qué procesos empezar y qué sistemas migrar o actualizar. Hay que identificar qué puede proveerse desde la Nube y qué no.

Contar con un socio IT es crítico para valorar cómo migrar a la computación en Nube, si se despliega una cloud privada, si se combina con servicios de cloud pública y, si este es el caso, qué proveedores son los más adecuados.

2- Migración y configuración

Su apoyo será clave para que la integración entre la infraestructura física y la cloud sea óptima (hardware, software, servicios), y que haya una interacción eficaz entre ambos entornos. Hay que vigilar que todas las operativas sigan el plan establecido, de manera que proveedores y servicios cumplan con las expectativas.

3- Administración y monitorización continua

La implantación en el datacenter de una arquitectura definida por software SDDC (Software Defined Data Center) facilita al máximo la gestión integral de la IT corporativa, sin importar si reside en la nube o en sus propias instalaciones. Tecnologías de las que hemos hablado en otros post, como Software Defined Storage o Software Defined Network, permiten centralizar la administración de los recursos TI balanceando su uso según las capacidades de estos y las necesidades del negocio. De esta manera, su rentabilización es máxima.

Una monitorización del CPD mediante servicios de mantenimiento correctivo y evolutivo permite detectar cuándo es el momento de ir añadiendo nuevas piezas a la Transformación digital que, como vemos, es un proceso de mejora continua.

Orbit Consulting Group es una empresa especializada en diseñar e implantar soluciones de arquitectura TI para pymes y empresas de Madrid, y el resto de España.

ERP Sage 200c