El mejor consejo para evitar ciberataques: Audita tu red

Evitar Ciberataques

El mejor consejo para evitar ciberataques: Audita tu red

Las últimas noticias sobre la virulencia de ciberataques como Wannacry o Fireball han despertado la conciencia de muchas empresas que, hasta el momento, habían mostrado cierta laxitud en sus medidas de ciberseguridad. Si es el caso de tu compañía, el mejor consejo para evitar ciberataques es que audites el estado de tu red IT. Te apuntamos algunas claves para optimizar la red y ponérselo difícil a los distintos tipos de ciberamenazas a los que se enfrentan las Pymes.

Es tiempo de invertir en soluciones para una seguridad integral preventivas porque, ciertamente, los datos son para echarse a temblar. El INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad) gestionó el año pasado 115.000 ciberataques, lo que supone un 130% más que los 50.000 registrados en 2015. Y cada vez son más y más sofisticados: desde los tradicionales que atacan directamente a los recursos IT para impedir su normal funcionamiento, a los que se infiltran en la infraestructura para robar y/o secuestrar datos, o los que convierten en ‘zombies’ redes de dispositivos manejándolos a su antojo.

Estas ciberamenazas proceden de servidores que pueden estar alojados en cualquier lugar del mundo. China, Rusia y Ucrania destacan como origen siniestro de muchas de ellas y lo triste es que buena parte consigue sus objetivos por una relajación en las políticas de ciberseguridad corporativa. Hasta que esos planes de seguridad no consideren a la red como la pieza clave para desplegar entornos TI seguros, los ciberdelincuentes campearán a sus anchas.

Los principales errores de ciberseguridad en las empresas

Las organizaciones se mueven hoy en día en un escenario TI en continuo cambio que exige una atención profesional. Contar con la ayuda de un especialista en soporte informático y mantenimiento integral permite resolver satisfactoriamente dos retos a los que se enfrentan la mayoría de las Pymes y que son el caldo de cultivo ideal para sufrir ciberataques:

1- Redes demasiado complejas sin el mantenimiento adecuado.

Las TIs han abierto muchos caminos a las empresas en los últimos años, pero la mayoría se han encontrado con un cóctel de recursos y nuevas tecnologías que cada vez resulta más difícil gestionar. Por eso no es extraño encontrar infraestructuras IT corporativas a las que no se les aplican las tareas de mantenimiento necesarias para garantizar su seguridad. Eso supone que se dejan de actualizar los recursos y las políticas de uso de los mismos, no se implantan los parches adecuados, se dejan de renovar equipos, se confía en obsoletos protocolos de seguridad, etc.

2- Pérdida del control de los datos.

Cuando hablamos de la existencia de un ecosistema de red cada vez más complejo, nos referimos a que la IT empresarial cada vez reside más en entornos distribuidos. Las implantaciones on-premises físicas conviven con soluciones cloud computing tanto de hardware (IaaS) como de software (SaaS), existe una gran variedad de dispositivos conectados a la red corporativa (PCs, portátiles, tablets, smartphones, Internet of Things) y, algo realmente preocupante, la llamada Shadow IT, servicios cloud y apps móviles que muchos departamentos utilizan sin conocimiento del responsable TI. Eso ha originado que demasiadas empresas pierdan el control de sus datos, desconociendo su ubicación concreta, lo que impide su protección. Sin embargo, es necesario orquestar todo ello mediante una gestión segura y centralizada.

Diseño de arquitecturas TI centradas en evitar ciberataques

Un análisis detallado del estado de la red corporativa, de sus distintos entornos físicos y cloud, así como de los dispositivos y los usuarios que acceden a ella, es imprescindible para implementar una arquitectura TI segura que se lo ponga difícil a los ciberdelincuentes. Diseñar un plan de seguridad IT integral supone aplicar un enfoque holístico que tenga en cuenta a todos los componentes que, de una u otra manera, forman parte de la red o entran en contacto con ella.

Esto pasa por detectar las vulnerabilidades de los distintos recursos y llevar a cabo su actualización. Si algún componente es imposible de segurizar adecuadamente, no lo dudes, deshazte de él.

Posteriormente, hay que identificar las soluciones específicas de ciberseguridad que sean capaces de detectar y responder cuando un sistema sea atacado. Y aquí la automatización es clave. Los ciberataques actúan a la máxima velocidad, no hay tiempo que perder; ya no es posible utilizar soluciones manuales para correlacionar eventos y lanzar defensas. Afortunadamente, existen muchos productos que integran tecnologías innovadoras capaces de identificar automáticamente comportamientos sospechosos, reaccionar y abortar ciberataques.

Pero no hay productos mágicos per se. Cada empresa tiene unas particularidades y necesidades propias que deben no solo determinar el tipo de solución a implantar sino, y casi lo más importante, también las políticas de seguridad que van a definir su configuración. Por eso es tan importante dejarse acompañar por una empresa de servicios de mantenimiento correctivo y evolutivo especialista en la definición de políticas de seguridad.

Es fundamental elaborar y aplicar reglas de seguridad que especifiquen qué dispositivos endpoint tienen acceso a la red y cómo, cuáles solo de forma limitada y cuáles deben ser puestos en cuarentena. Y en esta tarea la alineación entre negocio y tecnología vuelve a ser, una vez más, determinante.

Como ves, a la pregunta cómo evitar ciberataques, no hay respuesta más segura que “empezando por auditar la red para conocer sus vulnerabilidades y poder aplicar las soluciones más acertadas”. ¿Necesitas que te ayudemos?

Orbit Consulting Group es una empresa especializada en diseñar e implantar soluciones de arquitectura TI para pymes y empresas de Madrid, y el resto de España.

Backup & Disaster Recovery