Claves para planificar un proyecto TI eficaz y rentable

Claves para planificar un proyecto TI eficaz y rentable

Claves para planificar un proyecto TI eficaz y rentable

Las prisas de muchas organizaciones por renovar la infraestructura tecnológica para poder ser competitivas en la economía actual pueden poner en peligro sus procesos de negocio e inversiones. En este post explicamos cuáles son las claves para planificar un proyecto TI eficaz y rentable.

La pandemia del Covid-19 ha concienciado a las empresas sobre la importancia de modernizar las TICs y, en la actualidad, el número de proyectos para ponerlas al día no deja de crecer. Es verdad que es importante desplegar soluciones para acelerar la transición digital, pero esto no puede traducirse en malas decisiones y planteamientos cortoplacistas que, justamente, ocasionen lo contrario de lo que se pretende.

En este entorno, la presión sobre los equipos de IT es continua para el desarrollo de nuevos proyectos de mejora de la infraestructura empresarial. La falta de tiempo y recursos junto con las exigencias de entrega aconsejan aliarse con una empresa especializada en soluciones para la transición digital empresarial.

Errores que impiden desplegar una estrategia de digitalización óptima

Desde Orbit Computing Group, vemos muy a menudo el escenario descrito anteriormente. Hoy en día todas las empresas necesitan avanzar en la digitalización, tanto las grandes como Pymes. Sobre todo estas últimas tienen que enfrentarse a las ganas de renovación de sus procesos de negocio con un exceso de ruido a la hora de identificar los productos y servicios TI más adecuados para ser competitivas que se ajusten a sus necesidades y presupuestos.

Muchas se enfrentan a esta renovación IT y de los modelos de negocio sin los conocimientos oportunos ni la cualificación deseada para planificar correctamente su hoja de ruta. Esta situación les lleva a cometer errores que pueden poner en riesgo su propia supervivencia. Estos serían los principales:

      • Justificarse con pequeñas renovaciones. Es lo que pasa cuando se ve la transición digital como un carro al que hay que subirse, solo por moda, sin entender su verdadero impacto en el negocio.
      • Pensar que tiene un principio y fin. La modernización de la TI corporativa tiene que ser continua. Siempre va a tener que haber un presupuesto vivo para mejorar la tecnología empresarial. Los cambios y mejoras en estas no cesan y sería absurdo no aplicarlo para optimizar el negocio y ser siempre competitivos.
      • Obsesionarse con obtener un ROI inmediato. La tecnología tiene que acompañar al negocio en todos los aspectos y verse como un activo clave dentro de planes a largo plazo, que visualizan dónde está la empresa y dónde quiere llegar para tener viabilidad en el futuro. Así que muchas veces la calidad y los beneficios intangibles son el principal valor, más que anotaciones en un Excel.
      • Centrarse en inversiones de infraestructura sin atender las necesidades de los usuarios de negocio. La transformación digital de las empresas está muy vinculada a un cambio cultural en cuanto la definición de nuevos modelos y roles, y el uso de la tecnología. En este enfoque, es muy importante atender a mejoras TI que aumenten la satisfacción del trabajador en su experiencia de uso de los programas que maneja diariamente. Revisar y, en su caso, renovar las aplicaciones de negocio ERP, CRM, BPM, etc., debe tener igual o mayor peso que las actualizaciones de los sistemas.

Fases para desarrollar con éxito un proyecto TI de transformación digital

Contar con la colaboración de un socio tecnológico reconocido en el proceso de modernización de la TIC empresarial asegura un enfoque profesional basado en mejores prácticas que facilita despliegues eficaces. Delegar en él la planificación del proyecto, permite implantar un flujo de trabajo claro entre sus profesionales y los de la empresa, sin malentendidos internos. Las fases a seguir serían las siguientes:

      1. Identificación de los retos empresariales. Análisis del punto de partida, carencias y objetivos, atendiendo tanto a requisitos tecnológicos como de negocio.
      2. Selección de las soluciones. En función de las conclusiones del punto anterior, se proponen las tecnologías más adecuadas. Trabajar con una empresa como Orbit que es agnóstica en cuanto a la tecnología que recomienda a sus clientes permite tener la seguridad de que sus propuestas se ajustarán siempre a sus necesidades.
      3. Formación del equipo y estructuración. Designación de los profesionales del socio IT y del cliente que liderarán el proyecto, definiendo las competencias y tareas de cada uno.
      4. Presentación de documentación. Previamente al inicio del proyecto se entregará un informe detallado con los puntos anteriores, incluyendo presupuesto y cronograma.
      5. Parametrización. Gracias al análisis funcional previo, se configuran las soluciones según los requisitos acordados. Las soluciones standard difícilmente se ajustan al 100% de las demandas de cada empresa, lo que limita su recorrido. La personalización del proyecto es clave.
      6. Realización de pruebas por objetivos. Para garantizar que al final del proyecto todo funcione como se esperaba, es necesario ir haciendo pruebas por cada hito conseguido. Con los resultados se aplicarán modificaciones, si es necesario, hasta que sean correctos.
      7. Migración y despliegue final. Tras finalizar las pruebas, la puesta en marcha de todo el proyecto se programará de manera transparente que no impacte en la operativa del negocio. Es crítico que la empresa cuente con una infraestructura eficaz de Backup y Disaster Recovery para respaldar cualquier problema que pudiera haber. El apoyo continuo de la empresa especialista en IT es fundamental para guiar este proceso.
      8. Formación. Definición de perfiles, grupos y niveles, e impartición de clases por parte del socio IT ofreciendo un amplio abanico de posibilidades: físicas, virtuales, duración…
      9. Soporte continuo. En el día a día de la solución, da mucha confianza saber que se cuenta con la ayuda de profesionales de la empresa integradora para resolver cualquier duda o encargarse de reparaciones y actualizaciones que garanticen su alto rendimiento.

Orbit Consulting Group es una empresa especializada en diseñar e implantar soluciones de arquitectura TI para pymes y empresas de Madrid, y el resto de España. Combina esta esta expertise con el diseño e implantación de soluciones de Negocio y Gestión (CRM/BPM-ERP) ágiles, sencillas y asequibles. Además, proporciona Soporte Informático y Servicios Gestionados TI.

 

CTA-FACTORES TI Y HUMANOS PARA EVALUAR UN PROCESO DE DIGITALIZACIÓN ÓPTIMO