Integración de escritorios remotos y físicos para aumentar la productividad

Integración de escritorios remotos y físicos para aumentar la productividad

Integración de escritorios remotos y físicos para aumentar la productividad

En los planes de muchas empresas se contempla la vuelta de las vacaciones como el momento en el que buena parte de sus empleados van a incorporarse a sus instalaciones físicas. Siempre y cuando la evolución de la pandemia lo permita. El teletrabajo y el trabajo presencial van a convivir en un entorno en el que es crítica una óptima integración de escritorios remotos y físicos para aumentar la productividad de los empleados.

La mayor parte de las organizaciones han descubierto las bondades del teletrabajo y ya no le tienen tanto miedo. En estos meses, han visto ahorros, implicación del personal y flexibilidad, mucha flexibilidad. Así que en los planes de modernización de la infraestructura TI corporativa, la inversión en soluciones para el trabajo en remoto está entre las principales prioridades.

El objetivo es desplegar un entorno eficaz y seguro de trabajo en el que tanto los trabajadores en movilidad o en sus casas, y los que estén en las oficinas se comuniquen y colaboren como si estuvieran unos al lado de los otros. Y, sobre todo, que sean capaces de realizar sus operativas diarias con clientes y proveedores con la máxima eficacia.

Planificación de una estrategia de puestos de trabajo híbridos remotos y presenciales

A estas alturas, es impensable seguir con las soluciones de ‘primeros auxilios’ que permitieron afrontar los meses más duros de la pandemia. Es necesario implantar una estrategia para el despliegue de puestos de trabajo modernos, seguros, eficaces y rentables. Es decir un plan para desplegar Smart Digital Workplaces.

Como en toda planificación, hay que partir de un análisis de situación y requisitos para seleccionar las mejores soluciones para actualizar el puesto de trabajo.

En este proceso de elección de la mejor tecnología para escritorios digitales, hay que prestar una gran atención a las capacidades de los productos en estudio referidas a control y seguridad, de manera que sea posible establecer un entorno de trabajo colaborativo seguro entre empleados en teletrabajo y presenciales.

Protección de credenciales: Autenticaciones multifactor y contraseñas robustas

En este caso hay que optar por un planteamiento Zero Trust de ciberseguridad del que hablábamos en otro post. Es decir, como cualquier otro proyecto de TI, este también debe llevar una imprescindible capa de ciberseguridad. El trabajo en remoto supone el acceso de los usuarios a las aplicaciones corporativas a través de diferentes dispositivos móviles, muchas veces los suyos, y distintas redes. Este es un escenario ideal para que los ciberataques estén al acecho, sobre todo los ransomware.

La tecnología de autenticación de usuarios y dispositivos multifactor; una correcta gestión de perfiles de usuarios para permitir y controlar el acceso a la TI empresarial; junto a una política óptima de contraseñas, son medidas obligadas para ponérselo difícil a los ciberdelincuentes.

Estas soluciones de ciberseguridad para evitar el robo de credenciales deben formar parte de un ecosistema de medidas de protección de los datos y las comunicaciones de la empresa en las que los firewall perimetrales de nueva generación y los algoritmos de IA deben estar presentes para obstaculizar y detectar a tiempo los ciberataques.

Herramientas de colaboración avanzadas y escritorios virtuales

Para implementar con éxito una estrategia de escritorios inteligentes, es fundamental dotar a los trabajadores, ya sean remotos o acudan a la oficina, de herramientas de colaboración avanzadas que les proporcionen todo lo que necesitan para compartir conocimiento y relacionarse entre ellos.

Orbit es experto en Microsoft 365 y Teams y aconseja a las empresas en su uso y su integración con el resto de aplicaciones de negocio, además de ocuparse de su backup. Son soluciones cloud que permiten establecer un marco seguro y de alto rendimiento para integrar los puestos en teletrabajo y presenciales. En el mundo de las videollamadas, Orbit también adapta a las necesidades de cada empresa los productos líderes del mercado de Citrix y Cisco

La manera de asegurar un acceso seguro a estas herramientas y a todas las demás aplicaciones de negocio empresariales como programas ERP, software CRM o soluciones BPM es la virtualización de escritorios. La tecnología VDI (Virtual Desktop Infrastructure) se ha vuelto a poner en valor.

VDI en el CPD corporativo o servicios DaaS en la nube

Los escritorios virtuales se gestionan de forma centralizada por el departamento de TI, que aplica sobre ellos las directrices de la política de seguridad corporativa. Es el que se encarga de proporcionar a cada perfil de usuario permisos de uso personalizados de las herramientas que necesita según sus tareas.

Para tener escritorios virtualizados de alto rendimiento, es decir que no se cuelguen y el acceso a las aplicaciones sea ágil, es necesario contar con recursos de red y de almacenamiento de alta calidad. Estos pueden alojarse en el CPD corporativo o en la nube mediante la contratación de servicios cloud DaaS (Desktop as a Service). La gestión tanto de la solución VDI física como cloud también puede delegarse mediante servicios gestionados IT para escritorios virtuales como los que ofrece Orbit.

Orbit Consulting Group es una empresa especializada en diseñar e implantar soluciones de arquitectura TI para pymes y empresas de Madrid, y el resto de España. Combina esta esta expertise con el diseño e implantación de soluciones de Negocio y Gestión (CRM/BPM-ERP) ágiles, sencillas y asequibles. Además, proporciona Soporte Informático y Servicios Gestionados TI.

 

CTA-FACTORES TI Y HUMANOS PARA EVALUAR UN PROCESO DE DIGITALIZACIÓN ÓPTIMO